sábado, 8 de marzo de 2014

jueves, 29 de marzo de 2012

Mi amiga de toda la vida Delia desnuda

Empiezo la singladura de este blog con unas fotos que le saqué a Delia, una amiga de la infancia. Es curioso, pero aunque pasen los años, seguimos viéndonos de vez en cuándo para tomar algo. Lo más significativo es que nunca nos hemos sentido atraídos el uno por el otro, lo que ha generado una amistad pura. Nos gusta ir a una cafetería para hablar de cualquier tema.

Siempre quise tener la suerte de poder contemplarla desnuda, y aunque ella siempre ha conocido mi afición a fotografiar mujeres sin ropa, nunca me atrevía a pedirle que posara para mí. Durante un viaje conjunto a Italia, mientras tomábamos un café me atreví a plantearle la cuestión. Me dijo que le daba un poco de corte quitárselo todo frente a mí, pero que nunca había hecho nada parecido y le hacía ilusión. Finalmente me contestó que se lo pensaría, y que fuera al día siguiente a su habitación del hotel para ver si lo haría.

Cuando llegué a la cita, me dijo que la sacara alguna foto vestida, y que se iba a duchar. Al salir del agua, me permitía hacerle alguna parcialmente desnuda. No le importaba enseñar el pecho (al fin y al cabo había hecho top-less más de una vez en la playa) y en un alarde de atrevimiento salvaje el trasero. Yo me moría de ganas de ver ambas cosas, así que acepté, y saqué las fotos que con su consentimiento publico en el blog. A ver qué os parece...

Un beso a Delia, amiguita adorable, que se presta a ser la primera chica desnuda de este blog. Tranquila que sólo te van a ver unos pocos.